La abrasión dental y sus consecuencias para la salud oral

La abrasión dental es el nombre que recibe el fenómeno provocado generalmente por un cepillado incorrecto y que produce un desgaste en el esmalte. ¿Piensas que todos los cepillos de dientes son iguales o que no es importante dedicar un instante a elegir un cepillo adecuado o una rutina de lavado dental correcta? Si el cepillado es demasiado brusco o se usan cepillos de cerdas muy duras, la consecuencia más probable es que suframos daño en la dentadura. Esta comenzará perdiendo gradualmente el esmalte que cubre los dientes para protegerlos. Las consecuencias más graves pueden implicar el retrotraimiento de las encías debilitando el sostén de las piezas dentales.

No hay que jugar con este tipo de problemas, de hecho más del 50% de los españoles sufren abrasión dental sin saberlo. Solo se da uno cuenta cuando padece sus daños.

Ahora que sabes qué es abrasión dental, te recomendamos estar muy atento al cepillado y al tipo de cepillo para no ser tú mismo quien provoque este daño con consecuencias para la salud bucodental.

Causas de la abrasión dental.

Ya conocemos la abrasión por cepillado o, más bien, que el cepillado puede ser una de las causas principales de la abrasión dental. Sin embargo, existen otros hábitos que pueden fomentar que se desarrolle esta dolencia. Entre estos hábitos encontramos:

  • Uso abusivo de palillos para eliminar los restos de alimentos. La seda dental es lo más apropiado para estos casos.
  • Contacto de los dientes con sustancias abrasivas (como el cemento) a las que muchas personas están expuestas en su trabajo.
  • La interposición de objetos entre los dientes, como alfileres.

la abrasión dental y sus consecuencias

 Diferencia entre erosión y abrasión dental.

Después de conocer qué produce la abrasión bucal, podemos establecer una diferencia entre la abrasión y la erosión. Si bien es cierto que durante los síntomas más tempranos pueda existir cierto grado de confusión, la erosión dental no tiene que ver con un cepillado deficiente o incorrecto.

El desgaste en la erosión dental es más bien producido por el contacto de ácidos en el esmalte. Dichos ácidos se encuentran en aquello que comemos y bebemos, como el ácido cítrico que, después de un consumo prolongado, puede desgastar el esmalte dejando aflorar la siguiente capa del diente: la dentina.

Los reflujos gástricos y los vómitos también contiene ácidos que desgastan el esmalte dental, motivo por el que personas con trastornos de alimentación como la bulimia son más propensos a padecer erosión debido a vómitos repetidos.

»También te puede interesar: Beneficios del flúor dental

 Tratamiento de la abrasión dental.

Al ser un desgaste paulatino es muy difícil diagnosticar la patología y más aún poner un tratamiento contra la abrasión dental. Cuando se noten los primeros síntomas en los que el paciente notará una mayor sensibilidad dental y una retracción del tejido gingival, es necesario acudir al odontólogo para evaluar el caso.

Antes de establecer un tratamiento, el especialista debe confirmar la abrasión e indagar qué fue lo que la motivó. La principal recomendación es prevenir un avance de la abrasión corrigiendo las rutinas de higiene dental y apostando por una técnica de cepillado suave y sin presión excesiva sobre el esmalte.

Dentro de los tratamientos para salvar las piezas afectadas, destaca la restauración con resinas de última generación y la colocación de férulas de descarga para evitar el desgaste.

Enrique Escámez

Especialista en odontología conservadora y endodoncia

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

Tengo la sensación de padecer abrasión dental
 
By: