Por una mejor salud dental en invierno - Cuidados dentales frío

La salud dental en invierno. ¿Como cuido mis dientes con el frío?

En estos tiempos de cambios constantes en el clima, parecía que el invierno nunca iba a llegar. Pero irremediablemente, la estación más fría del año se nos ha echado encima hace ya una temporada sin apenas avisar.

El invierno es un momento del año en que la salud dental debe estar en tu mente, más que nunca.

El frío, propio de esta época, tiene una incidencia más que importante en la salud de nuestros dientes.
En este artículo, vamos a dar a nuestros pacientes una serie de recomendaciones relacionadas con una mejor salud dental en invierno. Porque..

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano. -Victor Hugo

 

El invierno y los efectos del frío en la boca

Decir que con el invierno llegan las bajas temperaturas, es algo obvio para todos. Pero algunas personas asocian también, estos primeros fríos, a las primeras grietas en los labios, a irritaciones de garganta y sobretodo aun dolor y sensibilidad dental, que en muchos casos puede convertir cualquier comida o bebida, en un suplicio.
La estación invernal siempre viene asociada a un buen número de fiestas y celebraciones navideñas. Algo que puede provocar, que muchas personas rebajen el nivel de disciplina requerido para una higiene dental óptima. La gran cantidad de comidas y cenas copiosas (fundamentalmente en navidad), casi siempre abundantes en grasas y azúcares,pueden avivar ciertas enfermedades bucodentales.

La sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un fenómeno definitivamente ligado a los cambios bruscos de temperatura. Esta época suele ser muy problemática para aquellos pacientes que tienen problemas de dientes demasiado sensibles o de tendencia a la sequedad de los labios.

sensibilidad dental invierno

¿Qué estímulos típicos del invierno, pueden provocarnos ese “frío en los dientes” tan desagradable?

El mismo aire frío de la calle, entrando por la boca, puede hacer estragos. Un dolor momentáneo pero agudo, en una dentadura con la dentina expuesta, sin el esmalte que protege al diente.

Un consejo muy sencillo:

Intenta controlar la respiración por la boca: La respiración por la boca atrae aire frío y se produce directamente el contacto con los dientes, así que inhala y exhala por la nariz en la medida de lo posible. Utiliza también pasta de dientes contra la sensibilidad y enjuague bucal a base de flúor.

Ojo con el consumo de comidas y bebidas muy calientes.

Ingerir de golpe el típico chocolate o caldito, que tan bien sienta para todo el cuerpo, sobre los dientes sensibles, convierten ese momento en un suplicio. Aparece de nuevo ese dolor agudo provocado por un contraste de temperatura tan brusco.
El consumo de bebidas acidogénicas como los zumos de cítricos y los refrescos gaseosos, también aumentan el riesgo de acabar padeciendo una hipersensibilidad dental.
Si los síntomas típicos de la sensibilidad dental aparecen durante este invierno y se acaban convirtiendo en una pesadilla, lo mejor es que inicies un tratamiento dental para combatirla, puesto que se pueden acabar padeciendo enfermedades periodontales y caries en los cuellos de los dientes.

Para este invierno te vamos a mostrar un par de consejos para el frío.

Es muy importante mantener los hábitos cotidianos de higiene bucal y por supuesto no dejes de acudir a tu dentista para hacer las revisiones preventivas o de forma inmediata, si surge alguna molestia o señal de alarma.
Recuerda por favor de cepillarte los dientes 3 veces al día y usar la seda dental o cepillos específicos para los espacios interdentales sin olvidar en ningún momento la lengua.
Es conveniente utilizar pasta de dientes para aplicar en dientes sentibles y enjuagues con colutorios ricos en flúor.

No permitas que las fiestas navideñas, las cenas, las comidas, alteren tu limpieza dental.

Recuerda evitar algunas bebidas y alimentos.

Es importante cuidar o limitar la ingesta de bebidas excesivamente frías, calientes, azucaradas o alcohólicas.
El frío del invierno no se combate mejor con una alimentación excesivamente calórica, aunque pueda parecer contradictorio. Recomendamos consumir alimentos como pescados, legumbres, verduras y frutas.

Los labios en invierno también sufren

Los labios en invierno se pueden agrietar o secar más de la cuenta, debido a la acción del frío o la calefacción en los lugares cerrados.
Uno de los métodos mejores y más habituales para proteger los labios es usar algún tipo de bálsamo hidratante.

Imágenes: Pixabay

 

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.