3 claves para evitar caries en tu boca

“Más vale prevenir que sufrir” Incluir hábitos de higiene y alimentación en nuestro día a día es la mejor manera de mantener nuestra boca sana, y nadie como tu mismo para conseguirlo. ¿Tienes poco tiempo y quieres cuidar de tus dientes? A continuación, te detallamos 3 puntos clave para prevenir la caries:

1º El azúcar, el gran enemigo

La dieta que consumes tiene mucho que ver con la aparición de la caries. El azúcar es la sustancia más empleada en la alimentación como edulcorante nutritivo, por eso, gran cantidad de de los alimentos que consumes habitualmente esconden azúcar. ¿Alguno de los siguientes alimentos forman parte de tu dieta?: el zumo de frutas, los refrescos, los cereales, las comidas precocinadas, un vaso de leche antes de acostarse, etc. Si no es así, te felicito, ya estas en el camino para evitar las caries.

“El azúcar favorece que las características neutras (también llamadas PH) de la saliva se desestabilicen y se acidifiquen, favoreciendo así la reproducción de la caries y poniendo en peligro nuestros dientes”

2º ¿Cuántas veces comes al día?

Tan importante es comer, como elegir cuando comer. Cada vez que comemos cualquier tipo de alimento, el PH de la saliva comienza un ciclo de acidificación que favorece la aparición de la caries. Este ciclo tarda unos 40 minutos en neutralizarse tras la última comida, es entonces cuando la boca se vuelve a convertir en un medio seguro para nuestros dientes.

“No comer entre comidas mantiene a salvo a nuestros dientes de la caries”

3º Un buen método para cepillarse los dientes

Las prisas y los horarios hacen que te cepilles los dientes de manera aleatoria, dejando muchas partes sin cepillar, ya que el único objetivo en este caso es refrescar la boca. No se te puede olvidar que el cepillado tiene como objetivo de salud, arrastrar la placa bacteriana para que no se formen las caries.

Con todo lo anterior, es recomendable poner atención al cepillado. Seguir un orden es muy importante para limpiar todas las superficies, no ejercer excesiva fuerza y pasar el hilo dental va a mantener tu boca en las mejores condiciones.

No te olvides del cepillado después de cualquier comida y especialmente haz hincapié en la higiene de la noche.