Parestesia dental después de los implantes dentarios

La parestesia dental es una sensación de hormigueo, entumecimiento, ardor o bien una pérdida de la sensibilidad en una parte del cuerpo. Este cambio en la perceptibilidad es frecuentemente desapacible y puede ocasionar dolor. Padecer parestesia tras la colocación de unos implantes dentales es uno de los temores que acostumbran a surgir a nuestros pacientes al enfrentarse a una cirugía de implantología.

Parestesia después de la operación de implantes dentales

A lo largo del tratamiento de implantes dentales, la lesión del nervio dental inferior es uno de los inconvenientes que pueden surgir, fundamentalmente cuando no se ha planeado con suficiente pertinencia la colocación de los implantes. Causada habitualmente por haber ejercido excesiva presión sobre un nervio o por haber manipulado la zona cercana.O lo que es lo mismo, cuando un implante toca nervio es posible que surja parestesia en labio o barbilla.

El nervio dentario está localizado en el interior de la mandíbula posterior y sale a la superficie de la encía, a la altura del primer o segundo premolar. Este nervio es el que recoge la sensibilidad de la zona del labio inferior derecho o izquierdo. Es importante recalcar que el nervio dentario no es un nervio motor, así que no afectaría a la motilidad del labio, sólo recoge la sensibilidad de esta zona.
La parestesia facial más conocida, es la parestesia del nervio dentario inferior. Puede desembocar en síntomas como la parestesia de la zona labio-mandibular. En caso de que esta lesión ocurra, el implante dental debería ser retirado en forma inmediata y ser remplazado por otro más corto. Si la lesión neurosensorial persiste, el paciente debe ser remitido a un neurocirujano.

¿Qué síntomas presenta la parestesia por implantes dentales?

Los principales síntomas que padece el paciente son, una sensación anormal de la zona cercana al labio y la mandíbula, percibida como un prurito, pinchazo, quemazón, zumbido, o frío y entumecimiento, normalmente indoloro.

En algunos casos, si se da en la mucosa oral, puede también dar lugar a una disminución de la secreción salival o xerostomía.

El labio dormido después del implante es relativamente normal, pero si el implante dental toca nervio, el roce puede desembocar en parestesia labial.

Parestesia dental: tratamiento

El mejor tratamiento para las lesiones o alteraciones neurosensoriales del nervio dentario inferior es la prevención mediante el uso de técnicas radiológicas en el momento que se intuye el compromiso del nervio dentario inferior, acompañado de una precisa técnica quirúrgica.

Existen investigaciones como la publicada en 2002 por el «International Journal of Clinical Practice» que informan de que la parestesia, entumecimiento, hormigueo u otras sensaciones inusuales, son comunes entre las personas deficientes de B-12. Por lo que incluso la toma de complejos vitamínicos “B” puede ser favorecedor para su tratamiento. No obstante, se requiere de mayor investigación.

En CLÍNICA ESCÁMEZ DENTAL, tendrás la seguridad de contar con especialistas en cualquier tratamiento. Nos gustaría poder tener la oportunidad de conocerte y en una visita poder valorar cuál es tu situación para poder explicarte las alternativas a las que puedes optar para solucionar tu problema de parestesia dental

Para nosotros, es esencial que nuestros pacientes conozcan perfectamente los pros y contras de los distintos tratamientos: por eso, te invitamos a venir para poder solucionarte todas tus dudas sin coste alguno para ti.

Francisco Escámez

Soy el doctor Francisco Escámez, Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Mi especialidad es la implantología y cirugía bucal de la cual soy un auténtico apasionado. Los más de 10 años de experiencia en el mundo de la odontología me han ayudado a entender que cada paciente es único, lo que me ayuda cada día a redescubrir una ciencia nueva en cada persona, en cada boca, en cada cirugía…Gracias desde aquí a todos aquellos pacientes que han confiado en mis conocimientos y profesionalidad.

By: