dolor en la ortodoncia brackets

Dolor tras una ortodoncia: 7 trucos para combatirlo

El dolor provocado por la ortodoncia no es tan común como puede parecer. Es bien cierto que en la mayor parte de ocasiones genera molestias derivadas y ciertos pacientes, preferiblemente los que padecen sensibilidad en los dientes, aprecian estas molestias con mayor profundidad. Las percepciones de un paciente cuando se somete a un tratamiento bucal son complejas y a veces bastante difíciles de explicar.

Algunos estudios aseveran, que la percepción del dolor depende de diversos factores: edad, estado sensible del paciente, género, experiencias odontológicas precedentes, factores culturales, umbral personal de dolor, cantidad de fuerza aplicada…No obstante creemos que no se debe temer a que una ortodoncia cause dolor, puesto que, en la mayor parte de los casos, apenas vas a sentir unas leves molestias.

Me duele la ortodoncia.

La función de los alambres que se ponen en una ortodoncia es provocar una presión que ampare el alineamiento de los dientes.

Esta presión puede provocar molestias o bien dolores leves inicialmente, por lo que es preciso, pasar por un periodo de adaptación que consiga dar con la comodidad absoluta del paciente; habitualmente es un tiempo corto, asimismo, pueden aparecer molestias en las revisiones periódicas que se efectúan para el ajuste de los brackets.

Uno de los mayores inconvenientes que causa la ortodoncia, es la aparición de llagas o aftas en la mucosa de la boca, ocasionadas por la fricción de los hierros sobre los tejidos blandos. Los tratamientos con Invisalign u ortodoncia invisible evitan por completo su aparición.

dolor en la ortodoncia brackets

¿Con que trucos puedes combatir el dolor tras una ortodoncia?

Hemos compilado 7 trucos básicos, que lograrán quitar o bien reducir ostensiblemente cualquier dolor tras una ortodoncia.

1. Colocación de cera para ortodoncia

El empleo de ceras para ortodoncia es muy aconsejable. Con ellas se pretende eludir el contacto del alambre con la mucosa de la boca, primordial causa de aparición de aftas o llagas.

Antes de aplicar una cera especial para el mantenimiento de ortodoncias, es conveniente efectuar las siguientes acciones:

  1. Cepillarse bien los dientes, singularmente la zona entre bracket y bracket, usando cepillos interproximales.
  2. Secar realmente bien la superficie del bracket que está provocando roce, con una toallita o un algodón.

A continuación, desprende una pequeña cantidad de cera de la barra y amásala con los dedos, colócala ejercitando un tanto de presión a fin de que se adhiera a la superficie de la ortodoncia que está provocando las molestias. De este modo, la cera va a hacer de capa protectora entre el metal del bracket y nuestra piel.

2. Colocación de un protector dental.

Se trata de minimizar, mediante algún elemento, el roce entre las zonas blandas de la boca y los elementos ortodóncicos, por lo tanto, otra opción interesante, puede ser la colocación de un protector dental sobre los brackets, similares a los que se usan en algunos deportes como el baloncesto. boxeo, rugby, etc…

3. Efectuar enjuagues bucales usualmente

Si persiste la aparición de las llagas o pequeñas heridas, pese a haber aplicado la cera para ortodoncia, puede ser bueno efectuar enjuagues bucales de agua con sal. De esa forma, se cicatrizarán los desgastes producidos por los brackets.

Si el agua con sal no consigue el efecto deseado, se puede recurrir a los enjuagues bucales de agua oxigenada diluida. El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un aséptico que pretende disminuir al mínimo las inflamaciones e irritaciones.

4. Utilización de analgésicos

Si entre las revisiones de ajuste de la ortodoncia, han surgido algunas molestias leves, puede ser conveniente tomar analgésicos, previa prescripción por parte del ortodoncista.

En determinados casos, tomar paracetamol, puede resultar beneficioso. También la aplicación vía tópica en forma de gel, de anestésicos que consigan reducir la sensibilidad y adormecer la parte dolorida.

5. Aplicación de hielo.

La aplicación de hielo, la ingesta de alimentos fríos como el helado o los granizados, la utilización de un anillo mordedor como los de los bebés, congelado previamente, son algunas acciones con las que se consigue gran alivio, adormeciendo la zona de la cavidad bucal que está dando los problemas. Es algo recomendado por muchos ortodoncistas.

Colocación de almohadillas térmicas en la mandíbula.

Si la sensación de dolor es muy elevada y no se reduce con ninguno de los métodos anteriores, se puede recurrir al uso de este tipo de almohadillas. Si no se dispone de una, también se puede improvisar algo similar, con un paño caliente que se coloca directamente en la mandíbula cuando el dolor se hace insoportable.

6. Colocación de almohadillas térmicas en la mandíbula

Si la sensación de dolor es muy elevada y no se reduce con ninguno de los métodos anteriores, se puede recurrir al uso de este tipo de almohadillas. Si no se dispone de una, también se puede improvisar algo similar, con un paño caliente que se coloca directamente en la mandíbula cuando el dolor se hace insoportable.

7. Hábitos relacionados con el dolor ocasionado por la ortodoncia.

Una limpieza esmerada de los dientes tras cada comida: con un cepillo dental suave, pasta para dientes sensibles y también hilo bucal.

Una dieta blanda tras la colocación y reajuste de los brackets: cuando el dolor desaparezca, se debe optar por una alimentación que evite la ingesta de alimentos duros, pegajosos o excesivamente ácidos.

Comunicación fluida con el ortodoncista: especialmente si aparecen cefaleas, heridas que no se curan o bien el dolor persiste desmesuradamente.

Imagen:Pixabay

Tengo molestias o dolor provocado por la ortodoncia

En CLÍNICA ESCÁMEZ DENTAL, tendrás la seguridad de contar con especialistas en cualquier tratamiento. Nos gustaría poder tener la oportunidad de conocerte y en una visita poder valorar cuál es tu situación para poder explicarte las alternativas a las que puedes optar para solucionar tu problema de salud bucodental. Para nosotros, es esencial que nuestros pacientes conozcan perfectamente los pros y contras de los distintos tratamientos: por eso, te invitamos a venir para poder solucionarte todas tus dudas sin coste alguno para ti.

Marta Navarro Leiva

Marta Navarro Leiva

Hola. Soy la Doctora Marta Navarro Leiva, licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y con Master en Ortodoncia. Desde el comienzo de mi actividad profesional, he sentido una gran preocupación por cuidar la salud bucal de mis pacientes y mejorar su estética facial