porque se hace una endodoncia

¿Por qué se hace una endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento que se efectúa en el momento en que aparece una inflamación (pulpitis) o una infección(necrosis) del tejido nervioso del diente denominado pulpa (el tejido blando que está dentro del diente y que ocupa desde la corona hasta la raíz).

El porqué de hacer una endodoncia: ¿Es el mejor método?

Este tratamiento evitará, por completo, que la infección pase a otros tejidos y conseguirá eludir una pérdida final del diente perjudicado.
El daño que se produce en la pulpa,puede haber sido generado por caries bucales no tratadas o bien por accidentes que hayan afectado a los dientes.

¿Qué pasa cuando no se realiza el tratamiento de la endodoncia a tiempo?

Los principales factores que producen una inflamación pulpar, denominada pulpitis, o la muerte del tejido nervioso, denominada necrosis, son:
• Caries.
• Antiguos empastes extensos.
• Traumatismos (golpes en los dientes, fractura de un diente comiendo, etc…)
• Coronas o puentes mal adaptadas al diente.
En la ciencia de la endodoncia, el diagnóstico es la clave para garantizar un buen pronóstico.

En la Clínica Escámez Dental nos hemos dotado de un escáner dental también conocido como TAC dental para poder estudiar en 3D cada de caso de manera personalizada y para poder observar si, la infección está localizada en el interior del diente o si ha progresado hacia el hueso.

»También te puede interesar: Dolor tras una endodoncia

Si la infección está localizada en el exterior del diente, los peligros son múltiples y también importantes:

• Dependiendo del tamaño de la lesión, a veces se puede evitar la extracción, retirando el tejido pulpar dañado, el contenido bacteriano y controlando la infección.
Si la infección no se trata se puede propagar a la sangre (sepsis). Si a través de la sangre llega a otras zonas del organismo, puede originar una endocarditis, un absceso cerebral, una neumonía y otras patologías (algunas de las cuales pueden ser potencialmente mortales)
• Si termina alcanzando los tejidos blandos, se puede generar una celulitis facial o una angina de Ludwig.
Osteomelitis, si afecta al hueso del maxilar.

La infección del nervio, la endodoncia y todo cuanto podría venir después, se puede evitar, con el seguimiento de unas fáciles recomendaciones:

• Sostener una buena higiene bucal que incluya el empleo de sedadental o bien cepillos interdentales.
• Someterse a una limpieza bucal profesional cada 6 meses, o por lo menos una vez al año, que elimine el sarro y la placa bacteriana, allá donde el cepillo no llega.
• Visitar con regularidad al dentista para efectuar una revisión de la salud bucal y de sobremanera cuando se sienta un dolor pulsátil mantenido.

Imágenes: Pixabay

 

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental