dolor después de una endodoncia

Dolor después de la endodoncia

La endodoncia es un tratamiento que genera dudas a muchos pacientes. Las más habituales tratan sobre el dolor después de la endodoncia y qué hacer para aliviar las molestias tras la intervención.

El tratamiento endodóntico consiste en eliminar la pulpa del diente, es decir, la zona más interna del mismo donde se encuentra el nervio; y es necesario cuando hay una inflamación pulpar motivada por diversas razones, fundamentalmente la caries profunda que ya afecta al nervio o traumatismos agresivos que, pese a veces no provocar la fractura del diente sí dañan el nervio.

La hipersensibilidad, hinchazón en la cara o molestias al masticar, son los principales síntomas para detectar la necesidad de realizar algún tipo de endodoncia.

¿Es normal tener un dolor intenso tras una endodoncia?

Siempre que se realiza una endodoncia hay que saber que es normal sentir algo de dolor al principio, en la zona tratada, ya que es una intervención operatoria.

El proceso es indoloro porque se utiliza anestesia local. Sin embargo, cuando el efecto de la anestesia desaparece y en los días posteriores a la intervención, el paciente puede sentir varias molestias.

Aunque no es habitual, si pasado más de una semana después de realizar la endodoncia el dolor al masticar persiste, es que algo ha fallado. El motivo puede deberse a una mala limpieza de los tejidos afectados o a un mal rellenado y sellado. Ante tal situación, el dolor después de la endodoncia continúa debido a una infección.

dolor después de una endodoncia

¿Qué ocurre si el dolor persiste?

El tratamiento endodóndico tiene índices muy altos de éxito. Sin embargo, y aunque no es lo habitual, existen casos en los que el dolor persiste después de un año tras la intervención.

Los motivos pueden ser muchos, e incluso puede que el dolor sea muy diferente al  clásico dolor de muelas, con latidos o palpitaciones por ejemplo, ya que esa dolencia se produce en el interior del diente. Si el dolor persiste, pese a los anti-inflamatorios, se debe acudir al odontólogo cuanto antes.

Causas de fracaso de una endodoncia

Al igual que cualquier tratamiento, al realizar la extracción del nervio podemos encontrarnos con dificultades que pueden ocasionar el fracaso de la endodoncia.  Por suerte, el frasaco en una endodoncia no es habitual, dándose sólo en el 10% de los casos.

Los principales motivos por los que este tratamiento puede fallar son:

  • Múltiples conductos radiculares: el diente puede presentar numerosos ramificaciones que se extienden por sus conductos dificultando con ello el acceso y la limpieza de bacterias.
  • No localizar un conducto: si dejamos algún conducto sin limpiar, dejaremos bacterias que pueden reproducirse fácilmente por los demás conductos.
  • Mala determinación de la longitud del trabajo: Una endodoncia demasiado corta o larga, es una endodoncia mal hecha y motivo para futuras infecciones.
  • Fracaso en el sellado de los conductos: Al no sellar bien los conductos, de dejan huecos libres que las bacterias ocuparán siendo causa de una futura infección.
  • No desinfectar correctamente el conducto: dejar restos de la pulpa infectados en el conducto supone un alto riesgo de futuros dolencias e infecciones. Para evitarlo ,es neceraio el uso del hipoclorito de sodio.
  • Perforación del conducto: la endodoncia es un tratamiento muy delicado en el que hay que ser muy habilidoso con el uso de las limas, para no provocar falsas vías que nos impidan eliminar todo el tejido infectado.

Imagen: Pixabay

Me realicé una endodoncia y me duele

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Especialista en odontología conservadora y endodoncia

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

porque se hace una endodoncia

¿Por qué se hace una endodoncia?

La endodoncia es un tratamiento que se efectúa en el momento en que aparece una inflamación (pulpitis) o una infección(necrosis) del tejido nervioso del diente denominado pulpa (el tejido blando que está dentro del diente y que ocupa desde la corona hasta la raíz).

El porqué de hacer una endodoncia: ¿Es el mejor método?

Este tratamiento evitará, por completo, que la infección pase a otros tejidos y conseguirá eludir una pérdida final del diente perjudicado.
El daño que se produce en la pulpa,puede haber sido generado por caries bucales no tratadas o bien por accidentes que hayan afectado a los dientes.

¿Qué pasa cuando no se realiza el tratamiento de la endodoncia a tiempo?

Los principales factores que producen una inflamación pulpar, denominada pulpitis, o la muerte del tejido nervioso, denominada necrosis, son:
• Caries.
• Antiguos empastes extensos.
• Traumatismos (golpes en los dientes, fractura de un diente comiendo, etc…)
• Coronas o puentes mal adaptadas al diente.
En la ciencia de la endodoncia, el diagnóstico es la clave para garantizar un buen pronóstico.

En la Clínica Escámez Dental nos hemos dotado de un escáner dental también conocido como TAC dental para poder estudiar en 3D cada de caso de manera personalizada y para poder observar si, la infección está localizada en el interior del diente o si ha progresado hacia el hueso.

»También te puede interesar: Dolor tras una endodoncia

Si la infección está localizada en el exterior del diente, los peligros son múltiples y también importantes:

• Dependiendo del tamaño de la lesión, a veces se puede evitar la extracción, retirando el tejido pulpar dañado, el contenido bacteriano y controlando la infección.
Si la infección no se trata se puede propagar a la sangre (sepsis). Si a través de la sangre llega a otras zonas del organismo, puede originar una endocarditis, un absceso cerebral, una neumonía y otras patologías (algunas de las cuales pueden ser potencialmente mortales)
• Si termina alcanzando los tejidos blandos, se puede generar una celulitis facial o una angina de Ludwig.
Osteomelitis, si afecta al hueso del maxilar.

La infección del nervio, la endodoncia y todo cuanto podría venir después, se puede evitar, con el seguimiento de unas fáciles recomendaciones:

• Sostener una buena higiene bucal que incluya el empleo de sedadental o bien cepillos interdentales.
• Someterse a una limpieza bucal profesional cada 6 meses, o por lo menos una vez al año, que elimine el sarro y la placa bacteriana, allá donde el cepillo no llega.
• Visitar con regularidad al dentista para efectuar una revisión de la salud bucal y de sobremanera cuando se sienta un dolor pulsátil mantenido.

Imágenes: Pixabay

 

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental