dolor después de una endodoncia

Dolor después de la endodoncia

La endodoncia es un tratamiento que preocupa a la mayoría de los pacientes, generando muchas dudas en ellos. ¿Quieres aclarar tus dudas al respecto de la endodoncia, sus beneficios y sus consecuencias? ¿Cómo aliviar el dolor después de la endodoncia?

Nosotros te revelaremos en este artículo toda la información necesaria para que te decidas a hacerte un tratamiento de endodoncia.

Cuando un paciente odontológico es intervenido mediante un tratamiento de endodoncia, suele tener inquietudes específicas, por ejemplo, cómo quitar la inflamación después de una endodoncia o cuando desaparece el dolor después de una endodoncia.

El tratamiento de endodoncia consiste esencialmente en la eliminación de la pulpa o tejido pulpar popularmente conocido como “nervio” de la pieza dental. Aunque es un proceso indoloro durante la operación, podría manifestarse sensibilidad después de la misma.

Como señalamos anteriormente, al paciente le preocupa sobre todo saber cuando desaparece el dolor de una endodoncia, ya que el objetivo principal del tratamiento es aliviar la dolencia crónica ocasionado por inflamación o necrosis pulpar, derivado de una caries profunda que afectó la raíz de la pieza dental.

La hipersensibilidad dental, la hinchazón en la cara o las molestias al masticar, son los principales síntomas que nos indican la necesidad de realizar algún tipo de endodoncia.

¿Es normal tener un dolor después de una endodoncia?

Si bien un tratamiento de ortodoncia normalmente es indoloro debido al uso de anestesia local, es cierto también que posteriormente producirá algo de dolor debido a la extrema sensibilidad de la pulpa dental, pero tampoco es menos cierto que el dolor después de una endodoncia no tiene por qué ser intratable.

En todo caso, la endodoncia es un tratamiento para aliviar un dolor preexistente por lo que cualquier dolor post endodoncia no será más que una situación felizmente pasajera. El asunto prioritario del especialista siempre será cómo calmar el dolor después de una endodoncia.

En los días posteriores a la intervención, el paciente puede sentir algunas molestias leves. Su inquietud estará relacionada sobre cómo quitar la inflamación después de una endodoncia. En cuanto el tiempo que tardará en desaparecer el dolor tras la endodoncia, este debería cesar en cuestión de horas o en muy pocos días.

Aunque no es habitual, si pasado más de una semana después de la endodoncia el dolor al masticar persiste, es que algo ha fallado durante la intervención. El motivo puede deberse a una mala limpieza de los tejidos afectados, o a una mala obturación (rellenado y sellado de la pieza). El dolor continúa debido a una infección por lo que deberá acudir a la clínica para analizar y solucionar la dolencia.

En nuestra clínica disponemos de todos los recursos necesarios para asegurarte una endodoncia segura, profesional y de calidad. Puedes estar seguro de que nuestra experiencia y conocimientos garantizan un éxito casi infalible del tratamiento.

No obstante, si se diera la circunstancia más remota posible y surgiera alguna complicación, nos encargaremos de atenderte con prioridad absoluta y máxima urgencia a fin de ofrecerte un postoperatorio sin dolor tras endodoncia.

dolor después de una endodoncia

¿Qué ocurre si el dolor después de endodoncia al morder persiste durante un año?

Los tratamientos de endodoncia poseen elevados índices de éxito, que superan el 90%, es decir, por lo menos 9 de 10 casos no presentan la más mínima complicación. El dolor post endodoncia desaparece rápidamente.

No obstante hay casos que se salen de la norma. Aquellos que llevan al paciente a preguntarse: ¿Cuándo desaparece el dolor después de una endodoncia? En ocasiones el dolor después de la endodoncia persiste después de un año.

Los motivos pueden ser muchos, e incluso el dolor será muy diferente al clásico dolor de muelas, con latidos o palpitaciones, ya que esa dolencia se produce en el interior del diente. Si el dolor persiste, pese a los antiinflamatorios, se debe acudir al odontólogo cuanto antes.

Nos encargaremos de estudiar tu caso y ofrecerte una solución idónea para tratar el dolor que sufres, sin compromiso. Por descontado, en caso de que acudas a nosotros ante una endodoncia realizada en otra clínica, nosotros podremos ayudarte.

Causas de fracaso de una endodoncia

Como en cualquier tratamiento médico, al realizar la extracción del nervio podemos encontrarnos con dificultades a causa del fracaso de la endodoncia. Esta situación se presenta en pocas situaciones, pero siempre nos llevará al estado de cómo aliviar el dolor después de una endodoncia.

Los principales motivos por los que este tratamiento podría fallar son:

  • Múltiples conductos radiculares: el diente puede presentar numerosas ramificaciones que se extienden por sus conductos dificultando el acceso y la eliminación de las bacterias.
  • No localizar un conducto: si dejamos algún conducto sin limpiar, dejaremos bacterias que pueden reproducirse fácilmente por los demás conductos y generar dolor después de la endodoncia.
  • Mala determinación de la longitud del trabajo: Una endodoncia demasiado corta o larga, es una endodoncia mal hecha y motivo para futuras infecciones y fuente de dolor post endodoncia.
  • Fracaso en el sellado de los conductos: Al no sellar bien los conductos, se dejan espacios libres que las bacterias, siendo causa de infección y de dolor tras endodoncia.
  • No desinfectar correctamente el conducto: dejar restos de pulpa infectados en el conducto supone un alto riesgo de futuras dolencias e infecciones. Para evitarlo, es necesario desinfectar con hipoclorito de sodio.
  • Perforación del conducto: la endodoncia es un tratamiento de precisión que requiere gran habilidad en el uso de las limas, para no provocar falsas vías que nos impidan eliminar todo el tejido infectado.
  • Nuestros expertos odontólogos sabrán cómo realizar una excelente endodoncia, pero también aplicarán su diligencia en cómo disminuir el dolor de una endodoncia para que tu recuperación sea lo más rápida y feliz posible.

Confía en Escámez Dental

En nuestra Clínica Dental disponemos de un equipamiento profesional que incorpora los últimos avances tecnológicos surgidos en el sector, y el personal que te atenderá estará encantado de poder ayudarte con todo lo que pudieras necesitar. Sabremos cómo ayudarte en cómo calmar el dolor después de la endodoncia.

Confía en Escamez Dental para hacer tu endodoncia. Contacta con nuestro equipo y te asesoraremos en torno a cualquier cuestión que te hubiera podido surgir en relación a la intervención de la endodoncia en sí o el dolor después de una endodoncia que suele ser habitual, sin compromiso.

 

Imagen: Pixabay

Me realicé una endodoncia y me duele

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Especialista en odontología conservadora y endodoncia

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

Valora el artículo:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (42 votos, promedio: 3,86 de 5)
Cargando…
porque se hace una endodoncia

¿Por qué se hace una endodoncia?

Hay aspectos importantes sobre nuestra salud que debemos conocer. Algunas de las preguntas más frecuentes en la odontología son: ¿Qué es una endodoncia? Y ¿Cuándo se hace una endodoncia? Para ambas preguntas tenemos respuestas en este post.

La endodoncia es un tratamiento que se efectúa debido a la persistencia de inflamación (pulpitis) y dolor en una pieza dental, que además podría presentarse en forma de una infección (necrosis) del tejido nervioso denominado pulpa (el tejido blando interno del diente y que ocupa desde la corona hasta la raíz, conocido como “nervio”).

¿Por qué debe hacerse una endodoncia? ¿Es nuestra mejor alternativa?

Sobre qué es la endodoncia podemos agregar que se trata de un avanzado tratamiento odontológico. Ahora bien, ¿por qué hacer una endodoncia? ¡Te lo explicaremos!

Durante la endodoncia sé apertura la pieza dental afectada, se limpian asépticamente sus conductos interiores eliminando el tejido pulpar, las bacterias que la han infectado, obturándola y/o reconstituyéndola para su óptimo desempeño libre ya del molesto dolor previo.

Se le conoce también como tratamiento de conducto, dado que se emplean técnicas para limpiar estos, eliminar infecciones y erradicar dolores molestos. Este tratamiento evitará, por completo, que la infección pase a otros tejidos y conseguirá eludir una pérdida final del diente lesionado por caries o algún accidente.

Es una forma de “salvar” una pieza amenazada por el deterioro. Luego del diagnóstico realizado por el especialista, es lo más recomendable por hacer para salvar la pieza dental. Sin embargo, quizás aún te preguntes: ¿Qué pasa si no me hago una endodoncia? En breve tendrás la respuesta correcta a tu interrogante.

¿Qué pasa si no me hago una endodoncia a tiempo?

El riesgo de no hacer o incluso de postergar una endodoncia es grande, ya que si la inflamación se agrava podría degenerar en la muerte del tejido nervioso, necrosis o en algo peor, como podría ser la destrucción de la pieza dental, dando lugar como única solución a la extracción de la pieza dental

Las causas de la pulposis o necrosis podrían ser varias y serán identificadas en el diagnóstico que se realiza antes de cualquier endodoncia o tratamiento de conducto. Podría ser alguna de las siguientes causas:

• Caries.
• Antiguos empastes extensos.
• Traumatismos (golpes en los dientes, fractura de un diente comiendo, entre otros.)
• Coronas o puentes mal adaptados al diente.

El diagnóstico es la clave para garantizar un buen pronóstico. Solo así podrá definirse si es conveniente realizar una endodoncia, cuál es el nivel de exigencia de la intervención, su pronóstico, y si por el contrario es el lamentable momento cuando ya no se puede hacer una endodoncia.

Para poder proveerte el mejor de los servicios en la Clínica Escámez Dental nos hemos dotado de un escáner dental, conocido como TAC dental, para así poder estudiar en 3D cada caso, de manera personalizada. Y de este modo poder observar si la infección está localizada en el interior del diente o si ha progresado hacia el hueso

»También te puede interesar: Dolor tras una endodoncia

Si la infección está localizada en el exterior del diente, los peligros son múltiples y también importantes:

Cada situación a tratar es única como las personas que son tratados odontológicamente. Por consiguientes, es sumamente importante un diagnóstico 3D y contar con los mejores profesionales de la rama de la odontología y especialistas en qué es endodoncia. Te garantizamos la mejor oferta de endodoncia/ precio.

En la mayor parte de los casos, dependiendo del tamaño de la lesión, se puede evitar la extracción retirando el tejido pulpar dañado, el contenido bacteriano y controlando de este modo la infección. En todo caso debe hacerse el tratamiento completo evitando una endodoncia no terminada que no resolvería tu problema de salud.

Existen riesgos reales cuando no se hace a tiempo una endodoncia. Si la infección no se trata se puede propagar a la sangre creando una peligrosa sepsis. Si a través de la sangre llega a otras zonas del organismo, puede originar una endocarditis, un absceso cerebral, una neumonía y otras patologías (algunas de las cuales pueden ser potencialmente mortales).

Si por descuido imperdonable, lamentablemente terminara alcanzando los tejidos blandos, se podría generar una celulitis facial o una angina de Ludwig e incluso una poco deseable Osteomielitis, si afecta al hueso del maxilar. Es mejor hacerse a tiempo un buen tratamiento de conducto a correr semejantes riesgos.

¿Cuándo no se puede hacer una endodoncia?

Según indica la AEDE, existen diversos casos en los que no se puede hacer una endodoncia, como aquellos en los que exista una fractura vertical en el diente, exista una proporción desfavorable entre la raíz y la corona, cuando la profundidad de la caries sea tan grande que no sea posible reconstruir el diente o en caso de que el soporte periodontal sea insuficiente.

La infección del nervio, la endodoncia y todo cuanto podría venir después, se puede evitar, con el seguimiento de unas fáciles recomendaciones:

• Sostener una buena higiene bucal que incluya el empleo de sedadental o bien cepillos interdentales.
• Someterse a una limpieza bucal profesional cada 6 meses, o por lo menos una vez al año, que elimine el sarro y la placa bacteriana, allá donde el cepillo no llega.
• Visitar con regularidad al dentista para efectuar una revisión de la salud bucal y de sobremanera cuando se sienta un dolor pulsátil mantenido.

En Clínica Dental Escámez disponemos de todos los recursos necesarios para poder ofrecerte un tratamiento de endodoncia seguro, fiable y con excelentes resultados. Contacta con nosotros y te asesoraremos en torno a cualquier cuestión que hubiera podido surgir, sin compromiso.

Imágenes: Pixabay

 

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental