Gingivectomía estética

La gingivectomía estética es una solución rápida, sencilla y eficaz para los pacientes que padecen una sonrisa gingival. Si al sonrerir, muestras una cantidad excesiva de encía, hasta el punto de resultar antiestética, esta sencilla intervención quirúrgica consigue disminuir la cantidad de tejido gingival y por tanto, corregir la relación desfavorable entre el tamaño de los dientes y las encías.

¿Qué es la gingivectomía estética?

La gingivectomía es una sencilla cirugía, realizada bajo anestesia local y que consiste en “recortar” ligeramente la encía que está rodeando al diente. Así conseguimos que se visualicen más los dientes y por tanto, razonar mejor las proporciones de la sonrisa.

La gingivectomía estética es un tratamiento rápido e indoloro. Con unos resultados positivos que se notan inmediatamente.

La gingivectomía en problemas periodontales.

Se trata de realizar una escisión de una parte de tejido gingival (encía) lesionada y eliminar o reducir las bolsas periodontales, el espacio que se forma entre la encía y el diente como consecuencia de la acumulación de placa bacteriana (bacterias y restos de comida bajo de la encía) y que pueden llegar a agravar una enfermedad periodontal y provocar la destrucción del hueso de soporte. En definitiva, es una técnica muy útil para solucionar todo tipo de problemas relacionados con las encías. Consigue mejorar la salud bucodental de los pacientes proporciona también y/o mejorar la estética de la sonrisa.

¿Cuándo se realiza una gingivectomía estética?

Esta cirugía gingival está indicada en los pacientes cuyas bolsas periodontales tienen más de 3 mm de profundidad y que presentan una cantidad mínima requerida de encía, cuando se ha producido un pérdida ósea o cuando se deban intervenir zonas de acceso limitado, dónde el hecho de eliminar una parte de tejido gingival puede facilitar el la realización del tratamiento estético.

Mediante este procedimiento quirúrgico se trata de encauzar alteraciones de los tejidos gingivales de diversa índole, como pueden ser la hiperplasia gingival, el sobrecrecimiento del maxilar superior o el bruxismo.

La técnica quirúrgica.

En primer lugar, el periodoncista examina la profundidad de la bolsa periodontal por si hay piorrea y marca la línea por donde discurrirá la hendidura. Mediante un bisturí eléctrico o láser, se procede a la incisión a lo largo de la línea marcada y se va eliminando el tejido sobrante de encía. Posteriormente se procura suavizar los tejidos y se protege la zona con cemento quirúrgico para evitar posibles problemas postoperatorios.

Esta cirugía gingival se realiza con anestesia local, por lo que el paciente no siente ningún tipo de dolor. y se suturarán unos puntos muy finos, que se eliminan al cabo de una semana.

En los casos que el periodoncista considera que puede tener lugar una recidiva (con el tiempo la encía vuelve a ocupar la posición inicial), además de recontornear el tejido blando de la encía, es necesario realizar un recontorneado del hueso.

Una gingivectomía estética acompañada de una cirugía ortognática consigue mejorar definitivamente una sonrisa, cuando el hueso debe ser reducido y la única forma de hacerlo es recortándolo mediante una intervención quirúrgica por parte del cirujano maxilofacial.

➡Aquí puedes ver el protocolo a seguir en una gingivectomia en imágenes.

Postoperatorio de la gingivectomía estética.

Podemos decir que el postoperatorio de la gingivectomía estética no es nada doloroso para el paciente. En comparación con los postoperatorios del resto de cirugías orales que realizamos, la gingivectomía tiene uno de los más plácidos.

Si bien es cierto que la intervención en ocasiones, produce un hematoma y una inflamación. Al día siguiente de la intrvención, el paciente ya puede cepillarse los dientes con un cepillo quirúrgico, para eliminar ese coágulo de sangre que se puede formar en el margen gingival. En aproximadamente, dos semanas, la recuperación de las encías será total.

¿La gingivectomia puede acarrear problemas?

Un paciente tras la intervención alcanzará la normalidad a partir del primer mes.

Tras el tratamiento sentirá en muchos casos:

  1. Dolor durante la ingesta de alimentos durante las primeras 48 o 72 horas.
  2. Sangrado durante las 12 o 24 horas siguientes.

La gingivectomia está especialmente indicada, además de con finalidades estéticas, para corregir problemas de sobrecrecimiento de la encía y reducir las bolsas periodontales  que pueden llegar a  formarse. En Clínicas Escámez informamos a los pacientes de todo lo referente a este tipo de tratamiento.SI tienes cualquier duda o pregunta, no dejes de vernos, será un placer atenderte.

Imagen: topdoctors.es

 

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Así, entre todos los que amamos esta profesión, lograremos mejorar el conocimiento de los pacientes y además mostrarles la importancia de la odontología en la vida de las personas. Gracias.

Laura Vaquero

Laura Vaquero

Soy la doctora Laura Vaquero, Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Gracias al trato con los pacientes he descubierto que lo verdaderamente importante es la calidad por encima de la cantidad. Así lo entendemos en nuestra manera de abordar cada estudio y más aún en estética dental, la vertiente más apasionante para mí de la odontología. Ver el resultado final en un paciente representa una satisfacción personal imposible de explicar con palabras”.