Piorrea o periodontitis: Todo lo que debes saber

La periodontitis o piorrea es una enfermedad inflamatoria en las encías, provocada por la presencia y proliferación de las bacterias alojadas en la placa bacteriana, que con su evolución colonizan el área supra y subgingival y pueden acabar destruyendo el hueso sostenedor de los dientes.

La periodontitis es una patología compleja, que se puede manifestar mediante la inflamación gingival, retracción de las encías, halitosis, destrucción de hueso de soporte del diente y en fases avanzadas, la movilidad y la pérdida del diente.

Síntomas de la piorrea dental

Si hablamos de los síntomas de la piorrea o periodontitis, debemos conocer que su aparición es contigua al padecimiento de la gingivitis. La gingivitis es una patología de síntomas similares a los de una piorrea en los primeros estadios. También se determina por la inflamación y sangrado de las encías, pero es de carácter más leve y reversible. Por lo tanto, si no solucionamos esta enfermedad precursora, corremos el riesgo de que dé un paso más y acabe apareciendo la piorrea. En este momento la situación ya reviste gravedad e irreversibilidad.

Entre los síntomas de la piorrea destaca la inflamación y sangrado del tejido gingival, no exlusivamente durante el cepillado, también puede darse de forma espontánea en cualquier momento. Otros signos que nos avisarán de que padecemos periodontitis son la recesión de las encías, la sensibilidad dental, el mal aliento y movilidad dental.

Complicaciones derivadas de no tratar la piorrea

Existen varias complicaciones derivadas de no tratar la gingivitis a tiempo:

Claro deterioro estético: Las bacterias alojadas en el sarro acumulado, provocan con su acción, espacios negros entre dientes y una retracción de las encías, por lo que las raíces de los dientes quedan a la vista.

Pérdida de hueso: Cuando la enfermedad periodontal avanza, las bacterias empezarán a deshacer el hueso de soporte dental.

Pérdida de dientes: Una vez se ha producido suficiente pérdida del hueso, los dientes terminan por aflojarse de la base y caen. Llegados a este punto, la mejor solución es la de es colocarse unos implantes dentales.

La periodontitis provoca complicaciones durante el embarazo: Las bacterias que habitan en nuestra boca, pasan a nuestro organismo dando lugar a un cierto riesgo de parto prematuro.

La diabetes tiene relación con las enfermedades de las encías. Esta enfermedad sistémica aumenta el riesgo de sufrir un problema periodontal, sin embardo, manteniendo las encías sanas y un buen control glucémico se conseguirá mantener la piorrea a raya.

Complicaciones cardiacas: las personas con periodontitis tienen más riesgo de tener un problema cardiovascular como un infarto de miocardio o un ictus.

¿Qué causa la periodontitis?

La presencia de bacterias subgingivales son esenciales para el inicio y progresión de la piorrea, pero también existen otros factores que pueden contribuir a su acción:

  • El consumo de tabaco aumenta el riesgo de sufrir periodontitis, agrava las lesiones propias de la acción bacteriana y perjudica la respuesta del paciente al tratamiento.
  • La ansiedad también ayuda a la aparición de la enfermedad, ya que provoca la bajada de defensas y minimiza la respuesta inmune. Así mismo, fruto de un bajo estado de ánimo, estas personas suelen descuidar los buenos hábitos y cuidados, tanto en la higiene dental como en la alimentación.
  • La propia constitución genética del individuo. Si la persona cuenta con defectos en su sistema inflamatorio o inmunitario será más propenso a contraer piorrea.
  • Una higiene dental pobre que no combine los cuidados caseros de higiene dental y el cuidado dental profesional realizando visitas dentales al dentista. Si las bacterias y el cálculo (tártaro) no se quitan, las encías y el hueso alrededor de los dientes llegan a verse afectados por las toxinas de las bacterias precursoras de la enfermedad.
  • Los cambios hormonales experimentados en el embarazo y la menopausia pueden provocar mayor sensibilidad en el tejido de la encía, convirtiéndolo en más proclive a alojar la enfermedad. Durante embarazo, el cepillado regular y el flossing es fundamental.
  • La tensión crónica provoca una disminución de la capacidad contraatacante del sistema inmune.
  • Las dietas desequilibradas o la desnutrición bajan la capacidad del cuerpo de luchar contra infecciones por norma general. De la misma forma sucede, con las infecciones periodontales.
  • Muchas afecciones pueden promover y acelerar la progresión de la enfermedad de encía, como sucede con enfermedades cardíacas, respiratorias, artritis, osteoporosis o la diabetes.
  • Apretar o rozar los dientes unos con otros con asiduidad daña el tejido que rodea los dientes. La destrucción progresiva del tejido gingival provocado por el rechinar de dientes de paciente con gingivitis o periodontitis, acelerar su progresión.
  • Algunas medicaciones o drogas pueden afectar a la condición total de dientes y de encías; haciéndolas más susceptibles a la enfermedad. El uso esteroides, por ejemplo promueve el hinchamiento gingival, y la colonización del tejido de la encía por las bacterias.

¿La periodontitis se contagia?

La periodontitis puede contagiarse de una persona a otra, puesto que es una enfermedad infecciosa. Su contagio de produce a través de la saliva. Sin embargo, para hacerse efectivo, se requiere una serie de condicionantes en el portador y susceptibilidad en el receptor ( por ejemplo, un sistema inmunológico deficitario o gran cantidad de placa acumulada) y un contacto persistente en el tiempo.

¿Cómo curar la piorrea?

El primer paso para curar la piorrea comienza con una visita al periodoncista. Él es quien podrá determinar la existencia de la enfermedad,  realizar un diagnóstico y modelar el tratamiento a seguir.

Es fundamental realizar un estudio periodontal completo que conste de un análisis microbiológico para determinar el gérmen que está afectando a las encías, una sondeo de la profundidad del sarro alojado y la realización de fotografías y radiografías.

Por último, el ortodoncista te citará para proceder a retirar la placa y el sarro bajo de la línea de la encía mediante curetaje dental o raspado y alisado radicular.

A las dos o tres semanas se evaluarán, en una nueva cita, los resultados del tratamiento.

Gingivectomía estética

La gingivectomía estética es una solución rápida, sencilla y eficaz para los pacientes que padecen una sonrisa gingival. Si al sonrerir, muestras una cantidad excesiva de encía, hasta el punto de resultar antiestética, esta sencilla intervención quirúrgica consigue disminuir la cantidad de tejido gingival y por tanto, corregir la relación desfavorable entre el tamaño de los dientes y las encías.

¿Qué es la gingivectomía estética?

La gingivectomía es una sencilla cirugía, realizada bajo anestesia local y que consiste en “recortar” ligeramente la encía que está rodeando al diente. Así conseguimos que se visualicen más los dientes y por tanto, razonar mejor las proporciones de la sonrisa.

La gingivectomía estética es un tratamiento rápido e indoloro. Con unos resultados positivos que se notan inmediatamente.

La gingivectomía en problemas periodontales.

Se trata de realizar una escisión de una parte de tejido gingival (encía) lesionada y eliminar o reducir las bolsas periodontales, el espacio que se forma entre la encía y el diente como consecuencia de la acumulación de placa bacteriana (bacterias y restos de comida bajo de la encía) y que pueden llegar a agravar una enfermedad periodontal y provocar la destrucción del hueso de soporte. En definitiva, es una técnica muy útil para solucionar todo tipo de problemas relacionados con las encías. Consigue mejorar la salud bucodental de los pacientes proporciona también y/o mejorar la estética de la sonrisa.

¿Cuándo se realiza una gingivectomía estética?

Esta cirugía gingival está indicada en los pacientes cuyas bolsas periodontales tienen más de 3 mm de profundidad y que presentan una cantidad mínima requerida de encía, cuando se ha producido un pérdida ósea o cuando se deban intervenir zonas de acceso limitado, dónde el hecho de eliminar una parte de tejido gingival puede facilitar el la realización del tratamiento estético.

Mediante este procedimiento quirúrgico se trata de encauzar alteraciones de los tejidos gingivales de diversa índole, como pueden ser la hiperplasia gingival, el sobrecrecimiento del maxilar superior o el bruxismo.

La técnica quirúrgica.

En primer lugar, el periodoncista examina la profundidad de la bolsa periodontal y marca la línea por donde discurrirá la hendidura. Mediante un bisturí eléctrico o láser, se procede a la incisión a lo largo de la línea marcada y se va eliminando el tejido sobrante de encía. Posteriormente se procura suavizar los tejidos y se protege la zona con cemento quirúrgico para evitar posibles problemas postoperatorios.

Esta cirugía gingival se realiza con anestesia local, por lo que el paciente no siente ningún tipo de dolor. y se suturarán unos puntos muy finos, que se eliminan al cabo de una semana.

En los casos que el periodoncista considera que puede tener lugar una recidiva (con el tiempo la encía vuelve a ocupar la posición inicial), además de recontornear el tejido blando de la encía, es necesario realizar un recontorneado del hueso.

Una gingivectomía estética acompañada de una cirugía ortognática consigue mejorar definitivamente una sonrisa, cuando el hueso debe ser reducido y la única forma de hacerlo es recortándolo mediante una intervención quirúrgica por parte del cirujano maxilofacial.

➡Aquí puedes ver el protocolo a seguir en una gingivectomia en imágenes.

Postoperatorio de la gingivectomía estética.

Podemos decir que el postoperatorio de la gingivectomía estética no es nada doloroso para el paciente. En comparación con los postoperatorios del resto de cirugías orales que realizamos, la gingivectomía tiene uno de los más plácidos.

Si bien es cierto que la intervención en ocasiones, produce un hematoma y una inflamación. Al día siguiente de la intrvención, el paciente ya puede cepillarse los dientes con un cepillo quirúrgico, para eliminar ese coágulo de sangre que se puede formar en el margen gingival. En aproximadamente, dos semanas, la recuperación de las encías será total.

¿La gingivectomia puede acarrear problemas?

Un paciente tras la intervención alcanzará la normalidad a partir del primer mes.

Tras el tratamiento sentirá en muchos casos:

  1. Dolor durante la ingesta de alimentos durante las primeras 48 o 72 horas.
  2. Sangrado durante las 12 o 24 horas siguientes.

La gingivectomia está especialmente indicada, además de con finalidades estéticas, para corregir problemas de sobrecrecimiento de la encía y reducir las bolsas periodontales  que pueden llegar a  formarse. En Clínicas Escámez informamos a los pacientes de todo lo referente a este tipo de tratamiento.SI tienes cualquier duda o pregunta, no dejes de vernos, será un placer atenderte.

Imagen: topdoctors.es

 

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Así, entre todos los que amamos esta profesión, lograremos mejorar el conocimiento de los pacientes y además mostrarles la importancia de la odontología en la vida de las personas. Gracias.

Laura Vaquero

Laura Vaquero

Soy la doctora Laura Vaquero, Licenciada en Odontología por la Universidad Europea de Madrid. Gracias al trato con los pacientes he descubierto que lo verdaderamente importante es la calidad por encima de la cantidad. Así lo entendemos en nuestra manera de abordar cada estudio y más aún en estética dental, la vertiente más apasionante para mí de la odontología. Ver el resultado final en un paciente representa una satisfacción personal imposible de explicar con palabras”.

Curetaje dental: ¿Qué es y cómo se realiza?

Un curetaje dental es una intervención que tiene como objetivo eliminar los depósitos de sarro e impurezas acumulados por debajo de la línea de las encías, consistente en el raspado y posterior alisado de las superficies de las raíces dentales.

Si la gingivitis no se trata adecuadamente, la inflamación avanza hacia la raíz del diente, causando lo que se conoce como una “bolsa periodontal”, dando lugar a la piorrea o periodontitis y afectando definitivamente a las estructuras que sostienen el diente. Con un curetaje podemos contener la enfermedad periodontal, detener su progresión e incluso en algunos casos, mediante curetajes profundos podemos lograr su regresión.

Gran parte de este tratamiento de encías, se realiza con unas herramientas llamadas curetas, de ahí su nombre.

Diferencias entre el curetaje y una limpieza dental rutinaria.

Existe cierta confusión sobre las diferencias entre el curetaje y una limpieza dental rutinaria. La principal disparidad está en la profundidad que se alcanza con cada tratamiento. Con la limpieza ordinaria se elimina el sarro de la superficie del diente, mientras que con el curetaje, se llega al fondo de las bolsas periodontales.

Si se padece piorrea o periodontitis, este tratamiento prevalece sobre una limpieza dental al uso. En estos casos, lo más indicado es realizar un tratamiento periodóncico completo, por medio de curetajes (Raspado y alisado radicular).

Otra diferencia está en el número de sesiones de curetajes recomendados, que oscila entre dos y cuatro, o en más, si dividimos el tratamiento por cuadrantes. Mientras que las limpiezas dentales se llevan a cabo en una única y cómoda sesión.

En definitiva, el curetaje es una técnica de limpieza y desinfección dental que requiere de métodos más sofisticados y una mayor implicación por parte del profesional y del paciente.

¿Es doloroso el curetaje de encías?

Durante un curetaje, pueden tener lugar algunas molestias si la profundidad de las bolsas periodontales, la cantidad de sarro acumulada en la superficie de la raíz y de la sensibilidad del paciente, son elevadas. Se puede anestesiar la zona, en los casos más complicados.

Si las bolsas periodontales no son muy profundas, la única sensación destacable puede ser la de “raspado físico” a medida que la zona se va limpiando y alisando.

¿Cuánto tiempo lleva realizar un curetaje dental?

Cuando las bolsas periodontales son profundas y hay bastante sarro en las raíces de los dientes, el curetaje se suele dividir en fases o cuadrantes, de esta forma, las sesiones serán menos duraderas y más llevaderas por parte del paciente. Esta es una forma de proceder, especialmente aplicable a los casos en los que se necesita anestesia.

Durante el tratamiento, el odontólogo puede introducir antibióticos en las bolsas periodontales para la desinfección de la zona.

¿Qué puede suceder tras la realización de un curetaje?

  • Tras la intervención, puede aparecer cierta sensibilidad dental en respuesta a los cambios de temperatura e incluso algo de sangrado en la zona, si las bolsas periodontales son profundas.
  • El cuidado dental recomendado tras un curetaje, es el cepillado junto con el uso de la seda dental y cepillos interproximales, de manera más suave a lo habitual para evitar dañar las zonas doloridas.
  • Puede que el especialista prescriba ibuprofeno para aliviar las molestias o algún tipo de calmante más potente.
  • El dentista o higienista, puede recomendar el uso de colutorios con clorhexidina
  • En los casos en que la bolsa periodontal que se ha formado no se ha curado tras realizar un curetaje o resultó inaccesible para el dentista en el momento de realizarlo, existe la posibilidad que sea la cirugía periodontal con anestesia la solución. La cirugía periodontal es una práctica que consiste en levantar la encía para limpiar y desinfectar la zona afectada y luego volver a ponerla en su sitio mediante puntos de sutura.

Imagen: scpr.org

Si crees que este post puede ayudar a tus amigos de las redes sociales, por favor compártelo. Así, entre todos los que amamos esta profesión, lograremos mejorar el conocimiento de los pacientes y además mostrarles la importancia de la odontología en la vida de las personas. Gracias

Tengo sarro e impurezas acumulados entre dientes y encías

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Odontólogo endodoncista

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

cuidados de las encías durante el embarazo evitar Gingivitis y periodontitis

Cuidar las encías durante el embarazo: Gingivitis y periodontitis

El embarazo supone una serie de cambios hormonales que alteran el comportamiento normal del cuerpo de las mujeres. Así mismo, es un momento en el que las encías están más sensibles y por lo tanto, aumenta el riesgo de desarrollar las enfermedades típicas de esta zona. Por lo que, cuidar las encías durante el embarazo, debe ser una una prioridad.

Encías inflamadas, sensibles, sangrantes, dientes flojos y dificultades o dolores en la masticación, son muy comunes en embarazadas. Es habitual la aparición de gingivitis durante este periodo, la conocida como gingivitis del embarazo (una forma leve de enfermedad periodontal).

¿Puede la gingivitis afectar al embarazo?

Esta enfermedad leve de las encías, es muy poco probable que cause algún daño, especialmente si practica una buena higiene oral. Otra cuestión es, si se padece una enfermedad severa en las encías, no en vano, varias investigaciones muestran que las mujeres embarazadas con una enfermedad severa en las encías tienen un mayor riesgo de sufrir un parto prematuro, o preeclampsia.

cuidados de las encías durante el embarazo evitar Gingivitis y periodontitis

¿Cómo se deben cuidar de los dientes y encías durante el embarazo?

La prevención es clave para minimizar riesgos durante la gestación.

  • Cepillarse los dientes a fondo con un cepillo de cerdas suaves, después de cada comida.
  • Emplear hilo dental en cada lavado.
  • Usar un enjuague bucal con flúor, sin alcohol.
  • Ingerir alimentos ricos en Vitamina C y/o Vitamina A. Incluso tomar suplementos.
  • Hacer gárgaras con sal marina podría ayudar a reducir la inflamación de la gingivitis, a medida que trabaja para sanar tus encías.

No olvidar que hay otros factores que contribuyen a contraer la enfermedad pediodontal, como fumar o la diabetes.

¿Cuándo se debería acudir al dentista si sangran las encías en el embarazo?

Es importante que acudas al dentista local con regularidad, para realizar tratamientos y limpiezas preventivas que eliminen completamente la placa y el sarro.

Si no has ido al dentista últimamente, programa una cita ahora para que te haga una limpieza a fondo y una revisión completa. Debes comentar en la consulta, que estás embarazada y de cuántas semanas.

No retrases un tratamiento por el embarazo, sin consultar previamente con el especialista. Se puede emplear una anestesia local, como Novocaína, si es necesario, así como existen varios antibióticos como la amoxicilina, ampicilina, clindamicina, eritromicina, penicilina o el Nitrofurantoin, que son seguros.

Si la enfermedad de las encías ha progresado y los antibióticos u otros tratamientos no han tenido éxito, tu dentista podría recomendar cirugía para reparar las encías.

 

Imagen:Pixabay

Estoy embarazada y tengo problemas con mis encías

 

En CLÍNICA ESCÁMEZ DENTAL, tendrás la seguridad de contar con especialistas en cualquier tratamiento. Nos gustaría poder tener la oportunidad de conocerte y en una visita poder valorar cuál es tu situación para poder explicarte las alternativas a las que puedes optar para solucionar tu problema de encías. Para nosotros, es esencial que nuestros pacientes conozcan perfectamente los pros y contras de los distintos tratamientos: por eso, te invitamos a venir para poder solucionarte todas tus dudas sin coste alguno para ti.

 

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

besos en los que la piorrea se contagia

¿La piorrea se contagia?

Si, la piorrea se contagia por medio de la saliva.

En España, 8 de cada 10 personas mayores de 35 años, sufren esta enfermedad periodontal, por lo tanto, pueden contagiarla, a través de los besos.

Si la forma de contagio de la piorrea es el beso. Entonces, ¿debemos alarmarnos si nuestra pareja la tiene?

El contagio de esta enfermedad periodontal depende del nivel de inmunidad del receptor o de que se halle bajo un tratamiento periodontal. Además, se requiere un contacto prolongado en el tiempo, jamás se va a poder traspasar esta enfermedad por besos apartados.

Birgitta Von Troil-Lindén, de la Universidad de Helsinki (Finlandia), sugiere que las personas que conviven durante años con un afectado por periodontitis tienen una probabilidad entre un 20 ó un 30% mayor de desarrollar la enfermedad.

Ver: Infección periodontal en la pareja: estudio clínico, microbiológico y de biología molecular

Dejar de besar a nuestra pareja, si sufre esta infección, debería ser una de las últimas precauciones que tomar. Por delante están factores que verdaderamente pueden predisponernos a contraer una periodontitis, como trastornos subyacentes, el tabaco, la edad avanzada, la malnutrición, el estrés, la falta de higiene o el consumo de alcohol excesivo.

besos en los que la piorrea se contagia

Por tanto, no es necesario que modifiquemos ningún hábito en nuestras relaciones ya que convivir con una persona que padezca una enfermedad periodontal no significa necesariamente que vaya a contagiarnos, pero sí supone un riesgo, por lo que son aconsejables las revisiones periódicas con el dentista y un especial cuidado de la salud bucodental de ambos.

Si somos nosotros los que hemos sufrido periodontitis o piorrea y la hemos curado, debemos continuar con un tratamiento periodontal preventivo para evitar que reaparezca.

¿Cómo puedo saber si me han contagiado una piorrea?

Hay diferentes síntomas que pueden hacerte saber si tienes piorrea. Aunque, los más propios, en resumen son los siguientes:

  • Sangrado de encías (puede acontecer a lo largo del cepillado o bien al comer)
  • Encías enrojecidas.
  • Encías inflamadas.
  • Mal aliento.
  • Retracción de encías.
  • Sensibilidad en dientes o bien encías.
  • Dientes flojos.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo más conveniente es asistir a la mayor brevedad a un especialista en periodoncia a fin de que realice un examen bucodental y determine si es preciso hacer un tratamiento.

Imagen:Pixabay

En nuestra clínica tenemos especialistas que tratan la piorrea.

 

En CLÍNICA ESCÁMEZ DENTAL, tendrás la seguridad de contar con especialistas en cualquier tratamiento. Nos gustaría poder tener la oportunidad de conocerte y en una visita poder valorar cuál es tu situación para poder explicarte las alternativas a las que puedes optar para solucionar tu problema de salud bucodental. Para nosotros, es esencial que nuestros pacientes conozcan perfectamente los pros y contras de los distintos tratamientos: por eso, te invitamos a venir para poder solucionarte todas tus dudas sin coste alguno para ti.

 

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

como saber si tengo piorrea. Síntomas

¿Cómo saber si tengo piorrea?

La piorrea o periodontitis es una enfermedad inflamatoria que conduce a la destrucción del hueso de sostén dental. Una patología compleja provocada por un proceso infeccioso en el área supra y subgingival, que ataca de lleno al soporte de los dientes.

La periodontitis pasa por diferentes estadios.

Esta afección se caracteriza, por una pérdida gradual del aparato de inserción.

En los primeros momentos hay una gran inflamación gingival, se forman bolsas periodontales, junto con una pérdida ósea inicial.

Al retirarse la encía, se acaban formando unos espacios entre los dientes y las raíces de las piezas bucales, provocando que queden mucho más expuestas. Visualmente, se perciben unos dientes más largos de lo normal.

 

¿Qué síntomas presenta la piorrea?

En la mayor parte de las ocasiones, el paciente llega a la clínica con la intención de reparar alguna pieza concreta y el dentista, explora rutinariamente las encías. Puede acabar descubriendo bolsas de encía, que indiquen que habría de iniciarse un tratamiento en el periodonto.

No siempre se acude al dentista con la frecuencia deseada y lapiorrea no espera. Es un enemigo sigiloso. No se suele manifestar dolor o molestias evidentes, aunque la situación esté muy avanzada.

Si no se termina con la infección a tiempo, pueden tener lugar lesiones graves e irreversibles, pero no siempre se acude al especialista con la suficiente regularidad. Por tanto, se hace necesario que el paciente sepa reconocer sus principales síntomas,llegar a ser capaz de ver las señales de alarma que produce la piorrea.

 

La piorrea no suele causar dolor, pero hay varios síntomas que pueden alertar de su aparición.

  1. Sangrado de la encía espontáneo, durante el cepillado, al pasar la cinta dental o cepillos interproximales.
  2. Enrojecimiento de la encía.
  3. Aliento desagradable (halitosis).
  4. Retracción de encías. Los dientes parecen cada vez más largos. En ocasiones la raíz se hace visible.
  5. Movilidad de algunas piezas, incluso pérdida.
  6. Dientes desplazados, separados, abiertos.
  7. Aparecen pequeños triángulos negros entre los dientes: causados por la destrucción de las papilas interdentales. Los alimentos se acaban empaquetando y acuñando entre las muelas.
  8. Sensación de presión después de comer.
  9. Sabor desagradable en ciertas zonas de la boca.
  10. Picazón en la encía.
  11. Necesidad de meter un escarbadientes en la encía
  12. Salida de pus al apretar la encía con el dedo.
  13. Sensibilidad a cambios de temperatura (frío especialmente)

 

Estos síntomas descritos pretenden ser de ayuda a la hora de identificar una enfermedad periodontal.

Ante la duda, se debe acudir al especialista en periodoncia para que, en caso de que verdaderamente exista el problema, pueda ser controlado cuanto antes.

 

Realizamos exploraciones y procedimientos que permiten comprobar si efectivamente se trata un problema de encías y si va acompañado de algún problema adicional. Velamos por una salud dental ideal de nuestros pacientes.

En la Clínica Dental Escámez tenemos especialistas que tratan la piorrea.

Enrique Escámez

Enrique Escámez

Soy el doctor Enrique Escámez, Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio y especialista en odontología conservadora y endodoncia. Me gusta estudiar cada caso de manera personalizada ayudándome de la tecnología más avanzada para poder ofrecer el diagnóstico más preciso y un óptimo resultado. Mi principal misión consiste en restaurar la salud en la estructura dental.

Explica como afecta la diabetes a la salud bucodental

Como afecta la diabetes a la salud bucodental

Que afecta la diabetes a la salud bucodental es un hecho. En términos generales, las personas con esta enfermedad, son más susceptibles en desarrollar infecciones orales y enfermedades en las encías debido a las afectaciones de su enfermedad sistémica.

Los diabéticos, son enfermos que sufren trastornos del metabolismo ocasionados por una elevada concentración de glucosa en sangre, provocada por una disfunción del páncreas.

El diabético mal controlado tiene más peligro de infección que un paciente sano y su enfermedad puede inducir graves dificultades como retinopatía, arteriopatía oclusiva acelerada, perturbaciones de la cicatrización, nefropatía…

Conforme la OMS, uno de cada once habitantes del planeta sufre actualmente diabetes del tipo uno o dos (más o menos cuatrocientos veintidós millones de personas). Probablemente leer este artículo te interese.

Como afecta la diabetes a la salud bucodental y cuáles son los primordiales inconvenientes relacionados.

Las personas diabéticas tienden con más frecuencia a sufrir enfermedades gingivales, debido a su escasa resistencia a las infecciones por bacterias que provocan la piorrea y la periodontitis.

De hecho, la afección bucal con más incidencia entre los diabéticos es la gingivitis y la periodontitis que es el gran inconveniente odontológico asociado a esta enfermedad.

A su vez, la periodontitis puede ocasionar descontrol en el nivel de glucosa en sangre.

Es evidente, entonces, que los altos niveles de glucosa en sangre pueden agudizar la incidencia de las bacterias causantes de la piorrea y la periodontitis.

La sequedad bucal en pacientes diabéticos.

Una molestia ocasionada por el incremento en la concentración de glucosa en sangre es la sequedad bucal o xerostomía.

Muchos pacientes diabéticos tienen la boca seca al no poder generar la suficiente saliva para hidratar los tejidos blandos de la boca. No logran el volumen de saliva necesario y esto provoca inconvenientes al comer, hablar, tragar y al usar denticiones postizas, además presentan dolor en la lengua.

Padecen además con frecuencia, incremento de la sed (por las noches) e inconvenientes en el sentido del gusto.

Esta sequedad bucal produce un incremento en la posibilidad de padecer caries.

La Caries bucal en los diabéticos.

Como apuntábamos, la caries bucal afecta al mundo entero, pero en los pacientes con diabetes tiene singular incidencia. El mayor nivel de glucosa en la saliva de estas personas provoca un incremento del número de caries en localizaciones atípicas como en los cuellos dentales de sobre todo incisivos y premolares. Asimismo, es más usual el edentulismo o pérdida de los dientes.

Las infecciones micóticas.

La diabetes mellitus puede generar otras dificultades en la boca de los pacientes como aftas, llagas, úlceras o infecciones micóticas. Concretamente las aftas aparecen con más frecuencia en la boca cuando hay una alta concentración de glucosa en sangre que a su vez cambia el pH de la boca.

Otros inconvenientes bucales asociados a la diabetes.

  • Síndrome de la boca candente (Estomatodinia esencial, Estomatopirosis): Se manifiesta con una quemazón por los labios, en la lengua, los mofletes y el paladar, así como sequedad bucal.
  • Ha sido relacionada con desequilibrios hormonales y metabólicos incluyendo depresión y ansiedad.
  • Candidiasis oral: Con la diabetes hay una predisposición a sufrir esta infección provocada por el hongo Cándida Albicans, independiente de los niveles de glucosa sanguínea.
  • Glositis romboidal media: Se identifica por un área de atrofia de las papilas linguales, de forma elíptica o bien romboidal, simétricamente ubicada y centrada respecto a la línea media en el reverso lingual.
  • Un incremento de tamaño no inflamatorio de las glándulas salivales, usual en los pacientes pobremente controlados. Carece de etiología famosa.

 

Si eres diabético resulta conveniente que lo adviertas al dentista a fin de que este lo tenga presente en el momento de efectuar exploraciones y tratamientos que dejen detener el proceso periodontal.

 

Francisco Escámez

Francisco Escámez

Gracias por haberme leído, soy el Dr. Francisco Escámez, Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciado en Odontología por la Universidad Alfonso X el Sabio. Mi especialidad es la implantología y cirugía bucal de la cual soy un auténtico apasionado. Los más de 10 años de experiencia en el mundo de la odontología me han ayudado a entender que cada paciente es único, lo que me ayuda cada día a redescubrir una ciencia nueva en cada persona, en cada boca, en cada cirugía…Gracias desde aquí a todos aquellos pacientes que han confiado en mis conocimientos y profesionalidad.